Lo que dicte la mente eso será…

La introspección es el mejor regalo que te puedes hacer, muchos lo evitamos a toda costa encendiendo la televisión, saliendo con amigos, trabajando, chateando con la gente, en citas… nos negamos a estar con la mejor compañía: NOSOTROS MISMOS. Hay veces que vivimos inmersos en el movimiento y ni una enfermedad nos hace parar. Para nuestra fortuna, ese momento es inevitable.

Ha sucedido, que en el peor de los casos donde hay crisis laborales y los altos ejecutivos deciden “CORTAR PRESUPUESTO” eliminando a los mejores elementos con los que cuenta la empresa, toman la decisión de “cortar cabezas”. Hacen realidad la crisis y por supuesto, la gente que colabora en la organización trabaja con un terror psicológico y dejan de disfrutar lo que hacen por temor a lo que están viviendo las mentes de los jefes, debido a lo que han escuchado en los pasillos o elevadores.

Recuerdo que hace mucho tiempo, cuando yo estaba en la plena meditación budista (un día), una maestra ordenada nos decía: “la mente es como el cielo, las nubes son los pensamientos. Podemos encontrar nubes de cualquier tipo, porque así son los pensamientos.” Creo que está claro que de  nosotros depende qué tipo de pensamiento sembremos.

Hasta hace poco pude comprobarlo, o más bien, hasta hace poco le di sentido a esa frase y tomé consciencia, es decir: lo puse en práctica. Hoy creo que todos podemos estar conscientes y más que tener una percepción, es aprender a  ver la realidad. Contemplar las cosas como son, sin juicios ni calificativos de bueno o malo. Simplemente ver las cosas como son. Sin miedo de nada. Porque de hecho el miedo no existe, son pensamientos que sembramos.

Cuando en la mente está el concepto de “ESTOY EN CRISIS”, por ejemplo de tipo laboral, tenemos nubes o pensamientos que creamos pensando que nos van a correr, no nos van a dar ese acenso e innumerables sentencias, de verdad que cuando atraemos esos pensamientos y los hacemos realidad decimos: lo sabía. Y no es más que lo que atrajimos desde un inicio.

Que decir cuando estamos es una “CRISIS SENTIMENTAL”. Nuestra mente vuela con pensamientos súper destructivos y los hacemos reales, lo vivimos, nos sentimos muy mal y creemos que “nos rompieron el corazón”. Ciertamente pasamos por momentos que solo nuestra mente crea. No nos damos cuenta del poder que tenemos en nuestra mente. No somos conscientes de una simple frase que puede determinar nuestro día cuando nos vemos al espejo antes de salir de casa. Me refiero a un “QUE HERMOSA SOY”  u “HOY VA A SER UN DÍA GENIAL”. Lo solemos decir, pero no lo sentimos realmente.

Podría escribir muchos ejemplos de los cuales somos responsables, de nuestra inconsciencia y tampoco aceptamos que somos hacedores de nuestra propia realidad, que tenemos el poder de crear pensamientos, de los cuales, nace nuestra realidad.

En este viaje de la vida hay mucho ego, simplemente hay que aprender a trabajarlo, a hacernos conscientes de que lo que vamos a juzgar o pensar lo vamos a atraer. Nuestra mente es pura, nadie nos miente ni nos engaña, somos nosotros quienes nos engañamos por querer ver cosas que no son. Seamos capaces de ver las cosas como son, con nubes deseadas y soltarlas. Sólo nosotros tenemos el poder de crear en muestra mente y atraer eso que es mejor para todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s