SI SE TRATA DE AMOR… ME JUEGO TODO

Hace un par de días experimenté (no en carne propia) a través de una amiga muy cercana, como cambió su vida y todo por una decisión. Ella me dijo: amiga, es que neta, leí una frase que decía: “Las personas no tienen precio, tienen valores y esos no se pueden comprar” y la compro totalmente, así es la realidad.

Mi amiga, cada día a día recorre este camino de “DESAPRENDER LO APRENDIDO”. Hace un año aproximadamente conoció a un hombre con una serie de características que ella deseaba encontrar en una persona, claro ella no lo conoció y sucedió, sino que comenzaron a salir y a hablar mucho. Este caballero estaba o está en un proceso de reconciliarse con él mismo, tras una fuerte separación de una relación que duró muchos años. Mi amiga, después de haber tenido una separación dolorosa con su ex novio, logró conocerse en dos años, mismos que no se conoció durante sus 33 años, en sus citas no salió con nadie interesante para ella. Mi amiga y el caballero salieron un par de veces en el transcurso de unos meses, él siempre se mostró muy atento  con ella y ella logró confiar en lo que le dictaba el corazón.

Al final de esos meses donde hablaron de cosas cotidianas, él le expresó que ella le gustaba, pero que lamentaba mucho no seguir viéndola, ya que no la veía como una pareja, es decir, como su novia y que le ofrecía tenerla de “contacto”. Conociéndola, en otros tiempos ella su hubiera victimizado, le hubiera dicho miles de cosas (normal, una mujer que vive en el miedo y el ego como lo hicimos anteriormente se pone bien pinche loca). Ella justo tomó consciencia de verdad, le agradeció con amor al hombre por cruzarse en su camino, le dio las gracias porque a través de él  ella se dio cuenta que está lista para una relación y dar amor incondicionalmente. Yo le pregunté: ¿seguirás en contacto con él?  Ella me dijo: “no, porque en el amor no se regatea, ES TODO O NADA. Él sabe que me gusta bien, no sólo para pasarla bien un rato, no creo en esas cosas”.

Como dice una mentora llamada Virgina Blanes: “…el amor no se regatea, se da y punto. Si la otra persona no lo quiere, entonces agradeces, bendices su camino y te vas.” Se dice fácil ¿no? Llevarlo a cabo es un proceso relativamente “sencillo”, vi aplicados varios conceptos que leí, me dio emoción porque a través de mi amiga pude experimentar el amor verdadero.

Aprender a vivir en el cielo es una decisión que hoy comparto con mi amiga. En ocasiones la gente que se me acercaba con fines “románticos” siempre me decía: “Es que tú vives en tu nube rosa por eso no sabes de los obstáculos que hay en la vida”. Hoy lo que veo es muy claro, que he tratado de vivir con el cielo en la mente, es decir, trato de vivir feliz (ojo, no me refiero al concepto de felicidad de siempre estar con la energía hasta el tope), es decir, en un estado de paz y serenidad sostenida, las decisiones que tomo ya no vienen del miedo, de la incertidumbre, no a partir del ego, del ¿no me quiere?, ¿me engañó?, ¿sólo me utilizó?, ¿siempre tuvo ese plan y no hasta que lo logró me da una patada en el trasero?…. una serie de preguntas que me  atacaron en un momento. No.

Estoy orgullosa de mi amiga, porque tomar esa decisión de “TODO O NADA EN EL AMOR” es arriegarse a tener la certeza de que es merecedora de lo mejor, porque ella ahora sabe que cuando da, da lo mejor. Sólo la gente valiente ATRAE GUERREROS VALIENTES.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s