Los chicos no lloran…

Me tomé unas  vacaciones para ver si así podía sacarla de mi mente. Los tíos de mi trabajo se mostraron muy comprensivos cuando se enteraron que la mujer con la que yo vivía desde hace unos años, se fue de mi vida, y no porque no nos amáramos, sino porque le ofrecieron que se fuera a vivir en Paris a colaborar en un puesto de trabajo que ella siempre quiso y después de dejó de buscar. el destino ya lo había preparado.. el trabajo la encontró justo en el momento.

Dicen que los hombres no debemos llorar que eso es de “maricas”… ¿quién diablos se han creído para castrar nuestras emociones? Tenemos el mismo derecho de expresarlas, ciertamente nos es más difícil, o al menos eso es nuestra creencia y así lo llevamos a cabo. Muchas mujeres no nos criaron para llorar, sino para “ser fuertes”. Sí, también somos valientes, solo que  hay veces que uno necesita sacar esa mierda, escapar, dormir, salir a correr o beber según tus necesidades, cogerte a la amiga incondicional… Si me quedaba con los sentimientos que guardaba, pensaba que no iba a volver a sonreír.

Cada noche, antes de irme de vacaciones a España e Italia, lloré sobre mi cama hasta vaciarme, volteaba a ver el costado donde ella dormía y mis lágrimas brotaban sin hacer esfuerzo, ciertamente el último día que le lloré antes de partir fue el día 40, fue extraño, dicen que la cuarentena ayuda para sanar, las embarazadas estuvieron en cuarentena para recuperarse del alumbramiento de su hijo, cuando estás enfermo te piden que reposes 40 días… ¿tendrá eso algo que ver con algo divino? No soy católico, pero escuché que Moisés estuvo perdido en el desierto durante 40 años, la cuaresma que se hace en la pascua… no sé si sea algo relacionado o no, pero esos 40 días me hicieron muy bien.

Me metí muchísimo en el trabajo, sequé asuntos que estaban ahí arrumbados desde hace tiempo y años que nadie les volteaba a ver ni les daba seguimiento, mis colegas me veían con pena, si, lo percibí pero a su vez eso me ayudó, porque al llegar a casa, y me miraba al espejo y me veía con más pena. Es que no hay nada más horrible que verte así a ti mismo. Desconecté mi teléfono de casa, mi celular lo apagué pensé –Sólo lo voy a usar cuando me vaya de viaje, para tomar fotos o lo que me sirva de GPS.

No quería saber de nada ni de nadie, una despedida no siempre es linda, en esos días de inmensa soledad comprendí que me hacía falta estar conmigo, claro que la amaba y la extrañaba, y no la iba a frenar a que renunciara a su sueño, porque era el suyo no el mío y yo no sería tan hdp para decirle – ¿O tu sueño o yo? Comprendo que era sólo el puto ego quien me hacía sentir mal, pero no me dejé vencer por él.

Días después, cuando partí a España, me llevé un MP3, yo le llamé el soundtrack de mi vida, llevaba música de Rock en español que me hacía sentir muy bien, aquí en México pegaron muchísimo los HOMBRES G, después LA UNIÓN, LA GUARDIA, LA ORQUESTA MONDRAGÓN, EL ÚLTIMO DE LA FILA, NACHA POP… en fin, muchísimas canciones que me hicieron sentir acompañado.

Visité cafés, restaurantes, parques, hoteles y butiques con la mejor compañía que podía tener. Mi música. Al final de mi viaje a España, me fui a Italia, eso lo decidí mientras escuchaba Devuélveme a mi chica de los HOMBRES G, me levanté de la cama en una mañana fría de mi última estancia en “El Gran Hotel Velazquez” con esa canción en el inconsciente y susurré –Venecia. Recuerdo que mi aventura comenzó ahí y me acompañaba ella a donde quiera que estuviera. Mi viaje en tren a Italia fue un poco pesado, ya no tenía mucho dinero, pero ahí escuchaba a Eros, a la Pausini, a Edith Piaf, y cuando llegué a Venecia… a Charles Aznavour. Esos días en esa región me revitalizaron mucho. Pensé que ya no había lágrimas, sin embargo, de pronto brotaron algunas, pero no de desamor, reconocí que esas eran de felicidad, desde mi corazón, porque agradecí haber vivido una historia de amor. Deseándole a ella lo mejor. Y sin saber que sucederá después.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s