¿QUÉ SUCEDE EN TU VIDA?

¿Cuántas veces te has limitado a hacer algo real? ¿Cuántas veces en tu vida te has culpado por que las cosas no salieron como tú esperabas? ¿Te acuerdas de esa vez que alguien prefirió a alguien más que a ti? ¿Te has preguntado que hubiera sucedido si te hubieras atrevido a rechazar un trabajo que no te gustaba? ¿Te has preguntado si hoy estás más cerca de lo que quieres?

Podríamos preguntarnos un sinfín de situaciones que nos limitaron a hacer realidad nuestros proyectos. No acabaríamos porque nuestra mente es muy creativa y siempre cuestionamos todo. Antes de ir a la cama intenta responderte algo ¿Hoy fui mi mejor manifestación?

¿Qué pasaría si nuestro cerebro no se preguntara tanto las cosas y actuáramos en nombre de las cosas que beneficiaran a todos los involucrados? Caray, las creencias limitantes son solo una percepción de la realidad, NO LA REALIDAD.

Es normal que después de haber vivido una experiencia o traer recuerdos o heridas de la infancia a nuestro presente, percibamos la realidad de una manera que no es. El hecho que, en el pasado los resultados no hayan sido satisfactorios, no significa que los resultados siempre serán iguales. A menos que así lo decidas. No porque la primera vez no haya funcionado no funcionará otra vez. Destruye esos viejos patrones, sal y actúa como si no hubiera pasado, ni futuro, solo el regalo del presente.

Si le das un giro a tu mente de 180° y realmente cambias tus creencias y además conduces a tu cuerpo a actuar de una manera diferente a las anteriores, serás testigo de cómo las cosas cambiarán. Siempre pensando: “que nadie pierda y que todos ganen”. La mejor manera de destruir creencias es dejar de creerlas. Desaprender todo lo que hemos aprendido.

Eso suena muy cliché pero lo he comprobado. Antes tuve experiencias donde me predisponía a realizar tareas porque sentía que iba a fracasar y si, sucedía todo lo que yo había pensado o atraído, a manera de que no salieran las cosas. Hoy me pregunto ¿no es un poco ilógico querer que sucedan las cosas y luego cuando están sucediendo no lo creemos y nos autosabotemos?

El miedo, el gran enemigo del amor, se le da siempre un papel protagonista en nuestra vida cuando no debería ser así, somos producto del amor infinito de un creador, llámalo Dios, Universo, Naturaleza, Madre tierra, La fuente, no sé… en lo que tu creas. Creemos que somos los únicos en el mundo y a veces nuestras creencias nos lo hacen pensar. Si estás leyendo esto, te recomiendo un ejercicio, cuando puedas centra tus ojos en esa persona que crees que es mala, o en ese perro malo, o en esa situación que no resultó como querías y que la tachaste como mala. Mírala fijamente y verás que tu percepción es equivocada, pero míralas desde tu corazón no desde tu mente, así mirarlo sin hacer juicio.

Las personas no son malas, quizá solo tienen miedo o necesitan amor y sólo actúan creyendo que siendo así lograrán tener reconocimiento, los animales son divinos, solo amor… esa situación que no salió como querías ¿la recuerdas? Bueno, puedes verla con amor, sin hacer juicios, sin dictar si fue ¿bueno o malo? Simplemente sucedió como tenía que suceder y es increíble agradecer que saliste vivo de ahí.

Deseo compartirte algo, cuando sueltas todo, das espacio a que llegue todo lo mejor, si sueltas un viejo rencor, después lo verás con amor. Es casi como un milagro. Si no suceden muchos milagros en tu vida, es que algo no anda muy bien, pues somos merecedores de todo lo mejor del mundo. Somos dignos de amor, por simplemente existir. Recuerda que si lo crees, lo creas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s