No eres tú, soy yo.

“Llevo varios años de conocerte, me dices muchas cosas bellas, me escribes en nuestras conversaciones nocturnas sobre la fuerza que te transmito cuando estás triste, pero solo quieres que esas palabras de aliento te las dé a ti, no a todos los que me buscan, me hablas de los momentos que vivimos juntos que, según tú, son incomparables, pero cuando te propongo ir a algún lugar a que vivamos más momentos que a mí me gustaría compartir contigo, me dices que ya habías hecho planes con tus amigos y que mejor lo dejemos para después….

Me hablas de razones para no dejarte ir, pero me das otras más para retirarme de tu vida, me dices que te gusto como nadie te ha gustado y que te gustaría que no viera a nadie jamás como te veo a ti, solo que cuando salimos no me tomas de la mano, volteas a ver a todas las demás chicas y dices que al final eres libre de hacerlo porque “la vista es natural”.

De la forma que tienes de interactuar conmigo… me solo me limitaré a decir que siento que lo haces con una constante inseguridad de no quererte comprometer, quieres que te vea como si fueras más que mi amigo, pero no te atreves a plantearte un compromiso, ya no conmigo, sino contigo, un compromiso de ti para ti, prefieres quedarte soltero porque no quieres lastimarme. No quieres que nadie se me acerque porque dices que te volverías loco si yo no tuviera ojos solo para ti, pero siempre coqueteas con otras chicas y si algún hombre se atreve a verme con los mismos ojos que tú me ves,  simplemente te pones celoso.

No quieres que hable con otros, pero tampoco hablas conmigo todo el tiempo, aunque siempre que me buscas a la hora que sea, quieres que yo esté disponible al 100% para ti, si te mando muchos mensajes decides desaparecerte porque se te acabó la pila, porque te tu red falló, o simplemente tenías que conducir y con el nuevo reglamento no es posible seguir la conversación.

No quieres estar en una relación conmigo pero si quieres que yo actúe como si fuera tu novia, que aleje a todos los hombres que desean tener una oportunidad conmigo, una sola, porque dices que  esto es lo mejor para los dos, para evitar confusiones.

Me dices que tienes derecho  a divertirte, pero cuando me buscas quieres que yo te ame y te diga mis más sinceros sentimientos cada que lo necesites, lo mucho que me haces falta, lo mucho que te pienso y te sueño pero si te pregunto si me quieres me contestas: eso no se pregunta.

Quizá estás actuando como lo dicta tu corazón y quizá si me voy de tu vida, también haga yo lo que me dicta el corazón. Y si… ahora me voy, total, eso lo puedo elegir. No eres tú, esta vez soy yo.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s