¿Qué te detiene? ¡Sólo hazlo!

De cuando era una niña hasta ahora, he recorrido mis acciones y me he dado cuenta que tenía deseos profundos, que aunque no los expresaba con palabras, lo anhelaba mi corazón y los deseos del corazón cuando son puros, si se llegan a cumplir, lo juro.

Pensaba que yo podía hacer todo lo que quisiera, desde chica jugaba a ser locutora de radio y mandarles mensajes de amor a la gente, creía que sería una escritora y siempre mi tema central sería sobre el amor, me imaginaba mucho viajar a lugares de mi interés, tener una casa con jardín y con muchos perros, además de un esposo (del tipo de Mel Gibson, Kevin Costner, o Bruce Willis entre otros, ya que mis papás veían sus películas en la tele y a mi madre en especial le encantaban esos tipos) al que yo le daría mucho amor y claro, porque no, con dos bebés hermosos.

Quizá ese fue el sueño de muchas niñas de ese entonces, no lo sé, o sería acaso un sueño que compartiríamos las mujeres de mi generación, claro, no todo, tal vez algunas cosas, y es que antes no había tanta apertura al mundo como la hay hoy gracias al internet, porque ojo, entre la escuela y las actividades extracurriculares; Disney, las noticias y las películas del canal 5 eran quienes gobernaban nuestra mente.

Hoy (al igual que tú) podemos decir algo, que hemos conocido gente extraordinaria, gente que hacía de nuestros días un infierno, bueno, sin embargo, si lo miramos bien, esas personas fueron quienes nos mostraros que podíamos dar más de lo que nosotros creíamos dar, sé que tú también has cumplido tus sueños, esos deseos del alma y del corazón, has salido de casa, has viajado, has amado y has dejado en libertad a un ser que te resististe a soltar… ¿Qué sucedió la primera vez que lo hiciste? Seguro llegó una situación mejor, un trabajo mejor remunerado o algo que te apasionara, un amigo verdadero, una pareja con las mismas heridas sanadas que tú, la verdad es que no hay que temer.

Mira en retrospectiva tu vida, no los logros ni las cosas que tienes o has estudiado, sino mira con ojos amorosos como te levantaste de situaciones más “difíciles” que jamás te imaginaste que pasarías, mira a quienes ayudaste sin esperar nada de ellos a cambio y ve como la vida te dio la ayuda que necesitaste el día que estabas en una situación complicada, recuerda esa vez que te amaste como a nadie, recuerda como  tu círculo de gente comenzó a cambiar, recuerda cuantas veces abrazaste a esas personas cuando más necesitaban de ti, cuando les diste una palabra de aliento cuando más lo necesitaban, cuando le ofreciste abrigo a alguien que lo necesitó. ¿Sentiste miedo al dar desinteresadamente? Seguramente no. ¿Eso que miraste en retrospectiva no estaba en tus sueños o sí? Seguro que no, pero si en tu corazón y gracias a ello tus sueños se llegaron a cumplir, y todo porque el miedo no estaba presente cuando dabas.

Ahora puedes ver la magia que hay en ti,  confía en ti, olvidamos todo lo que hemos dado, sin saber que eso que dimos algún día regresará a nosotros. Somos creadores, sentimos, vivimos para algo más que ir a trabajar o acumular cosas. El viaje más profundo e increíble no está en otro país u otro lugar, se encuentra con nosotros, el secreto es no dejar que el miedo nos detenga.

Como nota quiero mencionar que el próximo sábado 21 de mayo estaré dando una charla que se llama “Pa´fuera telarañas” en CDMX, donde comprenderás porque sigues repitiendo patrones, porque a veces entras en ansiedad y sobretodo como cambiar eso que sientes… Si estás interesado contáctame por aquí para darte más detalles.

Anuncios

2 comentarios en “¿Qué te detiene? ¡Sólo hazlo!

  1. Hola, creo que los sufrimientos que he vivido si a alguien pueden ayudar ya valieron la pena, pero me costaba trabajo sacarles provecho yo misma. En resumen, fui una niña depresiva, víctima de billing, violada y con todas las justificaciones que se requieren para aferrarse al dolor. Los psicólogos me ayudaron mucho, Conversaciones con Dios me quitó creencias que me mal trataban, en Constelaciones Familiares reconozco que el ego me tiene atada al dolor y al enojo. Se da una transformación intensa cuando empiezo a perdonar. UCDM llega para darme un camino con luces y señales. Ademas me invita a hacer milagros! Al mismo tiempo me rodeo de personas que me jalan. Aun sigo en el camino de transformación, la meta: mirar dese mi ser espiritual y unirme a la filiación, mi camino : Ser feliz y disfrutar de lo que tengo. Aparentemente un gran reto, pero solo es cuestión de decidir mirar el momento sagrado del hoy

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Pily, gracias por compartir, ya lo dice un gran maestro “la verdad te hará libre”. Cuando nos suceden situaciones dolorosas no son más que para crecer, sé que nuestra alma crea pactos kármicos antes de llegar a la tierra, para venir a limpiar, liberar a tus familiares de la inconsciencia, porque tu harás consciente aquello que ellos no hicieron, es decir, te conviertes en salvador de tu familia, UCDM dice que tu amor y consciencia liberará a 4 generaciones arriba y 4 abajo. El perdonar y sobretodo aprender que eso que nos sucede nos libera el espíritu. Nos encontramos ángeles en nuestras vidas conforme vamos avanzando, vamos haciéndonos más comprensivos y un día nos damos cuenta que eso que vivimos, era sólo para que aprendiéramos a liberarnos y a comprender a nuestros hermanos. Ya eres libre, por supuesto que tu testimonio le ayudará a alguien más, y lo liberarás sin haberlo querido. Estás ofreciendo un milagro con tu verdad. Eres una bendición, eso lo debes tener presente y mientras tengas pulso en tu corazón, obrarás milagros. Un fuerte abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s