Confiar… ¿Por qué nos cuesta tanto?

Cuando experimentamos alguna situación que no nos da paz, queremos que ya se acabe ese martirio porque simplemente no queremos vivir ese proceso. Escapamos de nuestras vidas intentando o en el peor de los casos corriendo de nuestras vidas a refugiarnos a la vida de otra persona, aunque a veces, no nos queremos dar cuenta de que esa otra persona también huye de la suya.

Todo lo que experimentamos en la vida forma parte de su sabiduría, para tener todo hay que estar dispuestos a soltar todo. Muchas veces nos perdemos en el pasado, recurrimos a vivir las mismas experiencias sean cuales sean, inclusive si son dolorosas. Somos fans se recolectar resentimientos, obviamente no nos damos cuenta, creemos que todo está perfecto y solo estamos “recordando”, sin darnos cuenta conscientemente que atraemos al presente situaciones similares del pasado.

En varias ocasiones dejamos un trabajo, incluso por cuestiones ajenas a nosotros y nos duele, pero no lo aceptamos, estamos tan enojados que no queremos sentir y decimos ¡Pues a la chin…! Y qué decimos de ese viejo amor, ese que se marchó porque simplemente no quiso compartir más de su tiempo o de su presencia con nosotros. Nos hacemos los fuertes, evitamos el dolor, evitamos el sentir… ¿Cambiaría mucho nuestra historia y sintiéramos o lloráramos todo lo que tenemos que llorar para purificarnos? Definitivamente SÍ.

Si somos más dramáticos a veces hasta queremos morir porque “fueron muchos años perdidos”, “le entregué muchos momentos a la empresa”, “se portaron muy malagradecidos después de tanto…” ufff…. Podríamos llenar esto de puras quejas, pero no se trata de eso, tenemos que confiar y nos cuesta trabajo hacerlo porque no sabemos agradecer por lo que sí sucedió.

Cuántas veces abrimos los brazos de par en par y decimos al cielo ¡Estoy vivo! ¡Gracias por dejarme experimentar esto! ¡Gracias vida por enseñarme que debo amarme más! En fin, ¿cuándo lo hacemos? ¿cuándo? Quizá sólo en las ocasiones cuando estamos en el éxtasis total.

Al parecer, las decisiones que nos toman por sorpresa son mejores que las que tomamos. No significa que yo tenga la razón, simplemente hablo por mi experiencia. Muchas veces creemos que elegimos con el corazón y la razón, que elegimos equilibradamente, pero en la mayoría de las veces no siempre han sido así. No confiamos en la vida, nos apegamos a tener las cosas aunque ya las hayamos dejado de disfrutar, cuando la vida lo único que quiere es que dejemos de lado el apego de lado, para darnos regalos más grandes. Mejores trabajos, mejores casas, mejores relaciones, PERO SOBRETODO UNA MEJOR RELACIÓN CONTIGO MISMO.

Al reconocer la vida, no al verla, sino a volverla a conocer, nos damos cuenta que tenemos todo, sentimos que somos escasos porque creemos que no tenemos lo que deseamos. El sentir que nos hace falta algo no es más que una proyección. Nuestra manera de ver la vida determina si nos sentimos abundantes o vivimos con “algo que nos falta”. Eso es una invención del pensamiento, una ilusión. Vivamos lo que nos corresponda vivir con intensidad, no temamos sentir miedo, angustia, celos, ganas de odiar… sintámoslo y después observemos ese sentimiento, nos daremos cuenta qué es lo que teníamos que aprender de esa situación.

Confiamos muy poco en la vida porque no confiamos en nosotros mismos, en el momento que nos rendimos, que aceptamos que no podemos hacer nada más, volvemos a la vida con una mirada diferente, con una mirada amorosa y habremos visto los cambios que la vida nos ofrece, cada instante que vivimos es una experiencia para confiar y eso es una experiencia de amor. Cada ataque, miedo sentimiento es solo ausencia de amor.

Al vaciarnos de todos los pensamientos que no nos dan paz, la vida nos comienza a llenar de amor para que lo podamos expandir.

Anuncios

2 comentarios en “Confiar… ¿Por qué nos cuesta tanto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s